Tiempos de miedo, tiempos de Fe

Mira las aves del aire; no siembran, cosechan ni almacenan en graneros, y sin embargo, tu Padre celestial los alimenta. ¿No eres mucho más valioso que ellos?

–Mateo 6:26

¿Qué tal si Dios no fuera Dios? 

¿Qué vida me queda a mi? 

¿ Al borde de qué esperanza puedo vivir?.

La religión quebró hace rato, las relaciones van y vienen, la política cada día logra ensuciarse más, pero en medio de esta vida, en lo que disfrutamos tener, o luchamos por adquirir, ¿qué tenemos que no queremos perder?, ¿qué sería de nuestra vida futuro sin el padre, sin el Dios que nos ama?

Y es que en tiempos de miedo, de incertidumbre, de malestares, de noticias malas e de la imprevisibilidad, las personas de fe se abren camino. las personas de fe creen en un destino de gloria, las personas de fe proclaman la victoria cuando todo el mundo cree en la derrota. Las personas de fe le dan  importancia a confiar en Dios, a confiar en el padre que nos hizo, y que nos ama. 

«Dónde está el amor de Dios, no hay temor porque el amor perfecto de Dios expulsa el miedo». I Juan 4:18 

Lastimosamente muchas de estas promesas son distorsionadas por nosotros en medidas de fe; y cuando le damos permisividad al miedo no logramos ver, ni logramos entender, lo vemos como una falta de fe o falta de confianza en nosotros mismos, en Dios nuestro proveedor.

El mensaje en Mateo cinco, nos habla claramente que ese Dios que hizo el cielo y la tierra, y envió a su hijo a morir por nosotros, se preocupa por nosotros mucho más de lo que podemos imaginar. Puedes hallar a Dios y su paz cuando quieras, sin cobros, sin facturas, sin dar nada, solo tu disposición de conocerlo. El te quiere llevar a un lugar por el cual fuiste creado. 

Otras Noticias

Deja tu comentario