Ni te dejó, ni te abandono: Dios

El futuro es y siempre será una pregunta con grandes interrogantes, algo que intentamos controlar, pero que cientos de veces nos produce inseguridad.  No sabemos qué será de nosotros y a veces nuestra mente recorre mucho, nos imaginamos atrapados en situaciones que no han ocurrido. Creamos historias trágicas donde enfermamos fatalmente, donde quedamos marginados y solos en un olvido. En medio de esas dudas y batallas que llegan a nuestra mente a diario tenemos la oportunidad de vencer esos obstáculos y de creer en la Palabra de Dios, donde él…

Leer mas