Entre madrugadas y patines

Claudia con abel sonriendo

No sé en que momento se le ocurrió a mi padre la idea de levantarnos a las 5:00 de la mañana para ir a patinar. A los 14 años y siendo la mayor de cinco hermanas, la idea me pareció única y divertida, además de ser un reto para mi. Mi padre creía firmemente en que debíamos hacer ejercicio y esa hora sería la mejor hora para transitar desde el hotel el Prado en Barranquilla, hasta el parque Suri Salcedo. Mi padre era un hombre muy creativo y para esa…

Leer mas