Los cansados (El arroyo de Besor).

Jesus

Cuesta mucho estar de pie cuando se está cansado. Cuesta mucho hacerle frente aquello que no solemos resistir. Es una tonelada impresionante esa tarea que no acaba nunca. Y la carga de la vida se hace difícil sostener, la agotadora paciencia se va terminando ya que cada día suele ser algo más absurdo. Perdonar, tolerar, esperar.

¿Quiénes son los fuertes para juzgar al cansado?

Entonces caemos. Uno se agita, se va diluyendo de a momentos, las fuerza no aparecen para hacerle frente a las cosas . 

¿Cuán cansado puede estar uno para abandonar el rescate de uno mismo, de la familia, de los sueños, de los amigos, de la libertad?

Abatidos, golpeados, heridos, deprimidos, maltratados, sin resolución a poder continuar en la vida, con la fatiga mental, con las fuerzas por el piso ,con el desaliento en la mano, y el corazón rechazado, cualquiera que fuera la razón, ¿Qué hacer?¿A dónde ir con este cansancio si no se puede  continuar?

La gente suele escurrirse ante los desastres, los amigos pueden volverse invisibles, la iglesia puede perder el contacto con la realidad de sus soldados, los lideres pueden estar tan ocupados como para lidiar con los cansados y los sistemas de ayudan del todo, quizás no hay alguna ayuda ideal en estos momentos y es que cuando nadie ayuda, cuando nadie acompaña ¿Qué se hace? ¿A dónde se va?

Respuesta: “El Arroyo de besor” (1 Samuel 30).

El arroyo de Besor bendice el descanso, da alivio a los muchos cansados, aquellos que están cansados de estar cansados. 

 ¿Cuántos cansados habrá hoy en el arroyo de besor?

Está bien estar cansado y descansar, está bien estar deprimido y estar sin aliento para continuar. Cuando se está en el arroyo de besor, no se puede peliar por los sueños, pero hay unos David, unos Elías, José, Job, unas Esther, y Marias y, hay un Jesús, que va a donde nosotros no podemos ir, que pelea cuando nosotros no podemos luchar,que no se enojan cuando nos desalentamos. Ellos se alistan y se ponen el armamento, van y corren, y bajan ante el enemigo y libran una de tus batallas, mientras descansas. ellos luchan hasta morir mientras nos recuperamos. Ellos libran con la muerte mientras nosotros miramos la vida. Ellos llegan con la victoria en la mano, cuando nosotros nos curan las herida.

¿puedes entenderlo? 

El arroyo de besor es un gran lugar, pero ojo no es un lugar para vacacionar, para quedarnos allí. El arroyo de besor es solo una clínica de recuperación, es una iglesia dónde los soldados solo se van a recuperar.

No juzguemos al cansado, el arroyo de besor es un bendición a los cansados.

Descansa, toma aire y sigue luchando. 

Otras Noticias

Deja tu comentario