La Paz De Dios

@benjywriter

La paz interior es difícil de encontrar. Esa paz de corazón, la del alma, esa que trae tranquilidad en nuestra mente. Solemos correr siempre. No recuerdo un momento donde no lo esté. ¿En qué momento esto nos cambió?  Como si estuviéramos en guerra dentro, y analizo y me doy cuenta que he estado peleando toda mi vida.

Estamos tan persuadidos en ese ritmo frenético que son muchas las veces, cuando no tenemos tiempo para nosotros mismos. Nos sentimos culpables porque deberíamos estar haciendo algo más productivo. Sin embargo, hay un momento en que es necesario detenerse, asi mismo. frenar toda la carga pesada acostumbrada y decir “¡basta!”. Basta a las preocupaciones, a la velocidad de vida que estamos manejando. Basta a las presiones, a todas esas tareas que nos hemos puesto sin sentido y a la persecución de una perfección que solo se ve en el cine, o en las pantallas.

Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian.

La paz de Dios es el resultado directo de nuestras charlas con el padre. Para algunos la oración es solamente una manera de meditar que infunde tranquilidad en ellos. Pero, la biblia nos da la explicación de que, realmente, es el medio el cual tenemos para comunicarnos con Dios. Esta es una comunicación totalmente real, a quien él puede contar sus alegrías y también nuestras tristezas. Es una tranquilidad saber que podemos dar a conocer todas nuestros pensamientos al Padre. 

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

Cada día nos enfrentamos a cientos o incluso miles de emociones. Nuestra mente está en un estado de circunstancias  constantes que nos impide encontrar la serenidad. Por eso, es conveniente que dediques al menos unos minutos al día a practicar la meditación, la oración. Aprende a liberar  todas las preocupaciones cotidianas.  

Vivir en paz no significa vivir en un estado de paz permanente, al igual que la felicidad no consiste en estar en un estado de alegría permanente. La paz de Dios es la condición para que se haga Su Voluntad. Alcanza Su paz, y le recordarás.

Otras Noticias

Deja tu comentario