La Petición de una Hija

Ese día estaba más alegre que de costumbre. Recién llegaba de Los Angeles a Miami, cuando quedé en encontrarme con mi papá para contarle lo último que me había pasado durante mi viaje. Suelo conversar con el pasajero que se sienta a mi lado, si veo que tiene una actitud amigable, de lo contrario, tomo mis audífonos y me concentro en la película o en el libro que esté leyendo en el momento. La señora que estaba en la silla próxima se mostró interesada en conversar cuando le pregunte si…

Leer mas