¿Dónde está Dios?

Cómo puede Dios estar activo en nuestras vidas si no está aquí con n

osotros?

Alguna vez has volteado a tu alrededor y te has preguntado, ¿Dónde está Dios?

Tal vez has escuchado que Dios vive en el cielo. Pero el cielo puede parecer muy lejano, ¿no? De hecho, a veces se siente como si Dios no estuviera cerca en absoluto—especialmente cuando pasan cosas malas en nuestras vidas.

 

Tal vez, para ti, este fue un día particularmente hermoso afuera; pudiste sentir el sol de la tarde dando calor a todo tu cuerpo. Tal vez te preguntaste, ¿Está Dios aquí en esta belleza? O quizás fue lo contrario. Un momento difícil, seguido por otro reto...y otro y otro. ¿Has auto evaluado tu vida, sacudido tu cabeza y te has preguntado, “Dónde está Dios en medio de todo este dolor ?

Sin embargo la Biblia con frecuencia describe a Dios como un padre que protege y provee para sus “hijos e hijas.”1 Pero si Dios es un padre espiritual que es activo en las vidas de sus hijos, ¿dónde está? ¿Cómo puede estar tan lejos de sus hijos?

Para empezar, no debemos caer en la trampa de pensar en Dios de la misma manera en la que pensamos en cosas terrenales. Dios no está sujeto a limitaciones humanas. Si alguien nos pregunta dónde estamos, sólo hay una respuesta veraz; sólo podemos estar en un lugar a la vez.

Esto no es lo mismo para Dios. Dios puede estar en todas partes al mismo tiempo. Aunque puede ser difícil de entender, esto es lo que la gente de fe cree. Ellos creen que Dios está presente con todos al mismo tiempo. Simultáneamente, Dios está en el cielo.

El concepto cristiano de la  trinidad es clave aquí. Los cristianos entienden a Dios como “tres-en-uno”: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.2 Estas tres personas son distintas pero están unidas; tres personas forman un sólo Dios.

¿Cómo nos puede ayudar esto a responder la pregunta de dónde está Dios? Bueno, echemos un vistazo.

Dios el Espíritu: Dios está en todas partes

Antes de que Jesús ascendiera al cielo, prometió que no dejaría a los creyentes por sí solos. Jesús le aseguró a los discípulos, “Yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre.... [Y] el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho.”21

El Espíritu Santo—Dios el espíritu—es la última persona de la Trinidad. Después de la muerte de Jesús, Dios el padre envió al Espíritu como una fuente de fuerza, dirección y confort en este mundo atribulado.22 Los cristianos creen que a través del Espíritu, Dios continúa guiando a sus seguidores que están aquí en la tierra.

En todas partes a la vez

Entonces, ¿cuál es? ¿Dios está en el cielo o Dios está en todas partes en la tierra? Bueno, la respuesta es ambas.

Dios no está meramente en el cielo. Dios está aquí, participando activamente en nuestras vidas—ya sea que siempre reconozcamos o no su presencia. Dios el padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu juntos nos enseñan que incluso en el peor de los tiempos, Dios no nos ha abandonado.

En días en los cuales parece que Dios no está alrededor, podrías encontrar consuelo en estas palabras: “Reconoce y considera seriamente hoy que el Señor es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y que no hay otro.”

Autor:  Ella Hearrean

Benjy Bula
Editor Audiovisual.
Enero 9 · 2019 


Lo que te puede ayudar este post:

0 votes, 0 avg. rating

Comparte esto:

Deja tu comentario