¿Como puedo empezar a mercadear mi empresa?

Dicen que cuando las compañías se vuelven demandantes, es por su completa armonía entre los grupos de interés, o (Stakeholders) que interactúan constantemente con la empresa

Edward Freeman definió a estos grupos como todas aquellas personas o entidades que pueden afectar o son afectados por las actividades de una organización. Estos pueden ser primarios o secundarios, unos son fundamentales para el operar de una empresa, y otros no participan directamente en el intercambio de la compañía pero pueden afectar o verse afectados por las acciones de ésta.

¿De que me sirve entender esto?

Para poder lograr encontrar un equilibrio, primero se debe de organizar el área de recursos para luego en el proceso de transformación con las áreas generales, crear una correcta estrategia para llegar a los grupos de intereses deseados, y luego permitirnos analizar los resultados planteados. Pero, antes de comenzar es importante que si ya tienes un grupo de trabajo organizado y unos cuantos años de haber empezado, es hora de ponernos en marcha y crear una estrategia que nos permita encontrar el mayor grado de productividad de la empresa. Cuando los negocios pasan a ser empresas, entonces llego el momento de comenzar a buscar la combinación de eficiencia y eficacia, para lograr una mayor productividad y ser más competentes en el mercado. Pero aunque suene fácil, tiene su grado de complejidad y para esto se requieren 5 factores  que te ayudaran a comercializar tu negocio de una manera diferente y con análisis de inversión.

“Toda campaña creada es un costo que representa para la empresa, pero si es bien dirigida, esta puede ser la variante que cambie el destino de todo un barco”.
Sergio Martinez

  1. Identificar oportunidades: Para esto es necesario ver la tendencia que se genera en tu entorno. Es importante comprender los factores culturales, psicológicos y sociológicos del consumidor, ya que puede afectar el proceso de compra. Por ende es importante ver quiénes son las personas que te rodean y aquellos clientes que te piden otros servicios. De nada sirve seguir siendo comerciantes y no negociantes, la idea principal es siempre buscar la manera de encontrar nuevos mercados en tu mismo nivel de oferta y poder organizarlos de manera que segmentes los mercados. Junta manzanas con manzanas verdes y no peras con uvas rojas.
  2. Realiza un plan de acción: Cuando vendemos un servicio o un producto, este se considera costoso cuando el valor supera los beneficios. Para ello es importante agregar valor al cliente, es decir, un producto aumentado. Todas las personas buscamos tener garantías y la “post-venta” es una de las mayores herramientas que nos permite generar empatía y confianza con el cliente y crea una sensación de acompañamiento.
  3. Efectuar el plan: Para llegar a la gente, de uno en uno se va homogenizando tu mercado, pero el posicionamiento siempre lo debes de tener, ya sea manera online u offline. Existen dos formas de posicionarse, con atributos, que significa que el cliente reconozca el producto por su característica a través de internet, páginas web o las herramientas digitales, como WhatsApp, redes sociales y emails, o por dudas, que es de manera empírica, es decir: has lo que tu corazón te diga.
  4. Evaluar los resultados: Muchas veces existen variables que no controlamos, como una ida de luz, una lluvia fuerte de todo un día, dos empleados enfermos y uno de vacaciones, días festivos, fiestas locales, y otras infinidades de circunstancia que pueden perjudicar en la eficiencia de la empresa. Pero hay una variable que si dirigimos, que de una u otra manera puede ayudarnos a compensar los tiempos requeridos es, la mercadotecnia, que tiene como definición según la (A.M.A) “American Marketing Association” como el conjunto de actividades y procesos que crea, comunica y entregan oferta de valor para los consumidores o clientes. Es decir, no votes toda la información de una campaña porque las vas a necesitar para optimizar la siguiente.
  5. Revisar y modificar el plan: Cuando ya tengas todos los datos tanto como cualitativos y cuantitativos, entonces puedes realizar una optimización de los recursos para lograr el primer impacto eficiente de la empresa. Un producto enfocado a su consumidor, repartido por los canales establecidos y ajustados por el mercado harán que tu negocio empiece a moverse de manera concisa y segura.

Analiza todo desde el inicio para que cada treinta días puedas ir viendo el progreso de cada área desempeñada.

Y como lo vez, no es tarea sencilla si apenas estamos comenzando con la eficiencia, aunque la eficacia nos entregue las metas establecidas, la utilización de las dos nos permitirá además de cumplir logros también organizar los recursos invertidos y así llegar a un punto de productividad grande.

Sergio Martinez 
Director de marketing digital – Periodista en tecnología
Caribe Sano TV – Instituto RTVM – Programa satélite- Emisora atlántico

Especializado en estrategias de Inbound Marketing desde 2014.
Estudiante de mercadeo y publicidad. Inquieto e innovador.
Certificado en Neuro-ciencias del consumidor y antropologia del consumo.
Experto en Neuro-ventas.


Lo que te puede ayudar este post:

1 votes, 5 avg. rating

Comparte esto:

Deja tu comentario