La bondad es la base de un cerebro sano.

Segun Richard Davidson, doctor en Neuropsicología, investigador en neurociencia afectiva, Nacído en Nueva York, Profesor de Psicología y Psiquiatría en la universidad, cuenta que para el la política debe basarse en lo que nos une, sólo así podremos reducir el sufrimiento en el mundo. Creo en la amabilidad, en la ternura y en la bondad, pero debemos entrenarnos en ello.

Cuando estaba en mi segundo año en Harvard se cruzó en mi camino la meditación y me fui a la India a investigar cómo entrenar mi mente. Obviamente mis profesores me dijeron que estaba loco, pero aquel viaje marcó mi futuro.

Richard un día descubrió que una mente en calma puede producir bienestar en cualquier tipo de situación. Y conociendo la neurociencia se dedico a investigar las bases de las emociones, se sorprendió de ver cómo las estructuras del cerebro pueden cambiar en tan sólo dos horas. 

¡En dos horas! Hoy podemos medirlo con precisión. Llevamos a meditadores al laboratorio; y antes y después de meditar les tomamos una muestra de sangre para analizar la expresión de los genes.

En el 1992 ­conocí al Dalái Lama y mi vida cambió.  Un hombre muy nutridor, "Admiro tu trabajo, me dijo en aquel entonces, pero considero que estas muy centrado en el estres, la ansiedad y la depresión; ¿No te has planteado enfocar tus estudios Neurocientificos en la amabilidad, la ternura y la compasión? 

 

Un enfoque sutil y radicalmente distinto.
"Pensé en hacerle la promesa y decidí contarle que iba hacer todo lo posible para que la amabilidad, la ternura y la compasión estuvieran en el centro de la investaigación. 

¿Pero que tiene que ver todo esto con el cerebro? 
Descubrimos que los circuitos neurológicos que llevan a la empatía o a la compasión son diferentes.

 

La ternura forma parte del circuito de la compasión. Una de las cosas más importantes que he descubierto sobre la amabilidad y la ternura es que se pueden entrenar a cualquier edad. Los estudios nos dicen que estimulando la ternura en niños y adolescentes mejoran sus resultados académicos, su bienestar emocional y su salud. Se entrena llevando la mente de la persona próxima a la que ama, revivir una época en la que esta persona sufrió y cultivar la aspiración de librarla de ese sufrimiento. Luego ampliamos el foco a personas que no les importan y finalmente a aquellas que les irritan. Estos ejercicios reducen sustancialmente el bullying en las escuelas. Cuando se habla de meditación y el actuar, existe un gran trecho, una de las cosas mas interesantes que he visto en los circuitos neuronales de la compasión es que la zona motora del cerebro se activa: la compasión te capacita para moverte, para aliviar el sufrimiento. 

Ahora hemos diseñado un programa llamado (Healthy Minds)(Mentes Santas) El programa consta de cuatro pilares: La atención, el cuidado, la conexión con otros y la apreciación de ser una persona saludable, debemos de entender que cuando una persona se encierra en sus propios sentimientos y pensamientos, esto causa la depresión. 


Share:

admin

Leave a Comment