“LAS GORRAS”, ¿UN ADORNO O UN COMPLEMENTO DE ESTILO?

La gorra fue introducida por los militares en la Segunda Guerra, y era mal visto que la usara gente “bien”, pero el auge del deporte, en los 80’s las pusieron de moda, y hoy nadie deja de usarlas.

La moda se reinventa día a día, los armarios empiezan a tomar identidad y cada vez estamos más preocupados por nuestra imagen. En el caso de los hombres, estamos en un momento en que ya está bien visto tener estilo al vestir,  arriesgándonos a combinar prendas y accesorios, con el objetivo de crear un look único y muy personal.

Las gorras se han vuelto parte fundamental del outfit  que complementan la pinta de los hombres en tierra caliente. En algunas ocasiones se usan para proteger de los rayos del sol, y en otras, porque representa un estilo relajado, muy adecuado a la frescura e informalidad del día a día.

Un claro ejemplo de ello, es el alcalde de Barranquilla, quien por estos días fue objeto de críticas en las redes sociales, por su manera recurrente y casi infaltable de usar gorras en su día a día. Ante estas críticas, el mandatario de Barranquilla, Alejandro Char, manifestó en alguna entrevista que se trata de un tema de personalidad, que lo hace auténtico y le ahorra tiempo para cumplir con sus múltiples funciones como alcalde de la ciudad: “Yo soy muy barranquillero, y no tengo que demostrarlo, yo lo siento así, esta en mi gen de la alegría, a mí no me cuesta nada hacer lo que estoy haciendo, es muy espontaneo y es lo que siempre quise hacer. Para mi hubiera sido muy cachaco, muy diferente a mí vestirme como bogotano, siendo un barranquillero que administra Barranquilla”.

Y es que los estereotipos nos han marcado a través de la historia, y ciertos accesorios como las gorras han sido catalogados como símbolo de poligoneros y anti-estilo, pero que hoy renacen con gran fuerza retomando la moda de los 90.

Al ser un accesorio que proviene del mundo deportivo siempre tendrá un aire más casual o informal. Es por eso, que ya se pueden combinar gorras con camisas y prendas exclusivas para el trabajo de oficina, y de esta manera darle un look más relajado a la hora de vestir. Las nuevas tendencias proponen poder combinar gorras con ropa más formal, puede ser con un traje, un blazer y unos pantalones, o incluso con dos piezas un poco anchas y desestructuradas es posible. Grandes marcas como Luis Vuitton están a favor de este estilo de “ropa de trabajo” con gorra.

A continuación dejamos algunos consejos básicos para poder lucir las gorras en el trabajo y no desentonar cuando de tu imagen se trata:

  • Las gorras tienen tamaño y es importante que quepa bien en la cabeza, parece obvio pero hay que tenerlo en cuenta. Elige una que ajuste, sencilla, tipo 'dad cap', esto incluye también todas esas gorras enormes tipo 'baseball' o 'trucker', más altas.
  • Evita ponerte la gorra al revés, lo adecuado es su sitio, visera por delante.
  • Elige una gorra sencilla, monocolor, con pocos añadidos. Son buenas porque combinan bien con colores neutros y básicos y no suben el dramatismo del look.
  • Si de actitud se trata, un hombre debe justificar el uso de la gorra. Por ejemplo, un motero con gorra de motero, un señor que va a la suya o una gorra con letras para un tatuador. Tienes que vestirte como lo que eres.
  • La gorra con sudaderas para ir al gimnasio está genial, o para ir a la montaña. Pero para la oficina, si queremos que el look madure, mejor sin ropa deportiva. Pero lo informal nos vale cuando se trata de combinar con un polo y unos vaqueros, bléiser con camisas y unos buenos jeans.

 

 

Jota Castro
Periodista y Realizador Audiovisual
@jotcastro


Lo que te puede ayudar este post:

1 votes, 5 avg. rating

Comparte esto:

Deja tu comentario