UNA GRAN FIESTA DEPORTIVA SE VIVE EN BARRANQUILLA

El inicio de los Juegos Centroamericanos y del Caribe trajo consigo una serie de beneficios que se habían pronosticado con anterioridad

Barranquilla se sumerge en celebraciones deportivas en cada uno de los majestuosos escenarios donde se están disputando cada uno de los deportes y/o disciplinas del certamen. La comunidad barranquillera se ha deleitado durante los días en el desarrollo de los juegos, que en su vigésima tercera edición, regresaron a la ciudad para fomentar algo que la ciudad pedía a gritos: cultura deportiva.

Uno de los puntos más llamativos de estos juegos eran los escenarios, que han ido demostrando que Barranquilla puede ser la casa oficial de diversos deportes; también, con la construcción o remodelación de estos, mejoró el entorno del sector de cada uno haciendo que a partir del deporte, la comunidad Barranquillera obtenga múltiples beneficios. Adicional a esto, nuestros deportistas tendrán lugares lo suficientemente dotados para que su preparación sea lo más cercana al alto rendimiento. Colombia y el mundo dan fe del potencial del deportista Atlanticense, quienes se han destacado a nivel internacional a lo largo de la historia, siendo el departamento, cuna del deporte nacional.

Barranquilla ha recibido con regocijo a los diferentes foráneos que llegaron a tierras "curramberas" para disfrutar como competidores, periodistas o aficionados, de este magno evento. La fiesta en cada una de las competencias no se ha hecho esperar, el apoyo de la ciudadanía ha sido fundamental no solo para apoyar a la delegación colombiana, sino para alentar también a cada uno de los deportistas que compiten en busca del sueño "olímpico".

El alto nivel demostrado en el Estadio Elías Chewing durante la fase regular del baloncesto femenino, ha ocasionado que en el sector de la calle 72 con cra 47, sea usual ver largas filas para ingresar a ver los partidos. El cariño lo sienten los propios deportistas, quienes devuelven atenciones con grandes actuaciones que hacen vibrar los corazones de los presentes en el estadio; niños, jóvenes y adultos, se unen ovacionando cada acción de juego.

Otro de los escenarios, como el Estadio Edgar Rentería ha mostrado un gran ambiente en cada juego. Los asistentes, e incluso televidentes de cada encuentro experimentan un ambiente que contagia e invita a vivir de los emotivos juegos que allí se desarrollan. Luego de la inauguración del estadio, la "pelota caliente" se convierte en una gran alternativa de entretenimiento para los barranquilleros, quienes desean con ansias que la ciudad vuelva a tener actividad permanente en el béisbol profesional. La boletería para el acceso a cada partido se agota fácilmente, con largas filas se puede evidenciar la pasión que sigue despertando en propios y extraños, encantados con el nivel de cada juego.

Barranquilla vive por estos días una fiesta especial, siendo el principal motivo el deporte y todo lo que este encierra, con estelares invitados que han colocado todo de sí para la consecución de los objetivos. La capital del Atlántico se renueva a nivel deportivo, y se espera que este sea el impulso definitivo para que nuestros deportistas vuelvan a dejar en alto el nombre del deporte atlanticense. Asimismo, la ciudadanía tiene un papel esencial en el desarrollo de la ciudad, puesto que el cuidado de los escenarios, así como el apoyo a los diferentes programas deportivos y recreativos, serán tan claves como también el "no olvido" por parte del gobierno.

Indudablemente estos juegos serán recordados por todos aquellos que tuvieron algo que ver con la organización, realización y apoyo desde diversos ámbitos. Más allá del resultado que obtenga la delegación colombiana en el medallero, los juegos han sido un rotundo éxito desde su inauguración hasta el día en que sean clausurados y con esto, se inicie un gran proceso deportivo y cultural en la puerta de oro de Colombia.

#Deporte #Cultura #Barranquilla #caribe #Colombia #juegos #Liga 

Germán Bula
Periodista deportivo


Lo que te puede ayudar este post:

1 votes, 5 avg. rating

Comparte esto:

Deja tu comentario